Blog

Casas pasivas modulares: descubre sus ventajas

Contenidos en esta entrada:

Hace nada te contaba cuáles son los principios Passivhaus porque me parece una opción muy interesante a tener en cuenta. Si le echaste un ojo estoy segura que ya puedes adivinar algunas de las ventajas de las casas pasivas modulares, pero antes de nada, vamos a repasar qué son estas construcciones. 

¿Qué es una casa modular pasiva?

Lo primero que tenemos que tener en cuenta es que una casa pasiva es toda aquella construcción que sigue y cumple con los mencionados principios Passivhaus. De no ser así, no estaríamos hablando de una vivienda pasiva. 

Lo segundo que tenemos que tener en cuenta es que pueden existir diferentes tipos de casas pasivas considerando que siempre se cumplan esos principios. Por ejemplo, se podría rehabilitar una casa o edificio de tal manera que cumpliera con esos requerimientos y se consideraría pasivo. 

Del mismo modo, podríamos construir casas modulares pasivas desde cero siempre y cuando se cumplan con dichos criterios. Las casas modulares ya tienen de por sí altos estándares de calidad, siendo uno de los mejores tipos de casas prefabricadas del mercado. 

Dicho de otro modo: no todas las casas prefabricadas son casas modulares, no todas las casas modulares son pasivas. Ahora que sabemos esto, vamos a ver qué tipo de beneficios tiene para los habitantes de las casas pasivas modulares haber realizado dicha inversión, ¿te apuntas?

Ventajas de las casas pasivas modulares

Menor consumo de energía = más ahorro

Los estándares de construcción Passivhaus hacen que podamos disfrutar de casas energéticamente eficientes. Estas están pensadas desde el plano para aprovechar totalmente los recursos naturales. La orientación con respecto al sol es una cuestión básica para las casas modulares pasivas.

Una vez se aprovecha al máximo la energía solar, no se deja escapar el calor. La eliminación de puentes térmicos hace que podamos aprovechar mucho mejor los recursos naturales y que ahorremos, en ocasiones, hasta un 80% en energía.

Luz solar casas pasivas modulares
Es común encontrar casas pasivas modulares con grandes ventanales para aprovechar la luz solar.

Una temperatura constante las hace más confortables

La temperatura media de las casas pasivas modulares se mantiene agradable y estable en las diferentes estaciones. Suelen ser de unos 21 grados en invierno y unos 25 en verano, sin importar la hora que sea, ya que los sistemas de ventilación mecánica, además, ayudan a este aspecto.

Contar con un sistema de domótica en la vivienda te ayudará también a tener este aspecto controlado, así que sería un plus a tener en cuenta, ya que esta tecnología puede ayudarte a ahorrar más todavía.

Sentirte más confortable en tu hogar es una cuestión fundamental, no solo en cuestiones relacionadas con la psicología de la decoración. Imagina no tener que pensar nunca más que no puedes excederte con la factura del gas o bien a qué hora tiene programada la comunidad el encendido de calefacción. 

Mejor calidad del aire

Los sistemas de ventilación mecánica de una casa pasiva no solo hacen que la temperatura se mantenga estable y confortable para los habitantes. Esa constante renovación del aire hace que esté limpio, por lo que la calidad del mismo dentro de la propia vivienda mejora muchísimo.

Por lo tanto, las casas pasivas modulares son perfectas para personas con condiciones respiratorias o para alérgicos. También, al contrario de lo que se pueda pensar, este tipo de viviendas acumulan menos polvo que las convencionales. 

Buen aislamiento acústico 

Otro de los requisitos que se piden dentro de los principios de la certificación de casas pasivas es el aislamiento. Tener un buen aislamiento térmico es fundamental para conseguir la catalogación Passivhaus, pero es que este contribuye a que el interior de la vivienda sea muy silencioso.

La capa aislante así como los estándares de calidad de puertas y ventajas hacen que las casas modulares pasivas sean también confortables en lo que a ruido se refiere. Dormirás como un bebé en tu casa ecológica. 

Son sostenibles

Una de las grandes ventajas de las casas pasivas modulares es que son sostenibles. Esto no es solo una ventaja para quien la habite, también lo es para el planeta. Si el uso de las viviendas sostenibles se extendiera cada vez más personas necesitarían menos recursos, por lo que el medio ambiente se vería mucho más beneficiado. 

Ser más independientes energéticamente desde luego supondría un ahorro de recursos a nivel individual, pero también para el ecosistema. Se reducirían emisiones, consumiríamos menos recursos.

Es una inversión rentable

La construcción de casas pasivas modulares puede suponer un ligero incremento de la inversión al realizar la construcción, pero este se ve amortizado desde el momento de entrar a vivir.

Ya sin prestar atención a las cuestiones de confort o salud, una casa de estas características se empieza a amortizar desde el momento que abres la puerta. Son viviendas muy duraderas, no necesitas más mantenimiento del que pueda surgir en cualquier otro tipo de casa. Por si fuera poco, este tipo de viviendas no es que vayan a perder su valor con el tiempo, ¿a quién no le gustaría tener una casa que te permitiera ahorrar? 

Desde luego, a mí me parece que las viviendas pasivas son una opción ideal para todo aquel que quiera dar el salto al lado sostenible. ¿Tú te animarías a hacerte una? ¡Yo desde luego que sí!

Compartir

Twitter
Facebook
Pinterest
WhatsApp
Telegram
LinkedIn

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

¿Quieres ver más entradas como esta?

  • Etiquetas

También te puede interesar

¿Quieres saber quién está detrás del blog?

Pasión y dedicación en cada palabra