Blog

Cómo desinfectar la cocina: claves para un resultado óptimo

Contenidos en esta entrada:

Se avecinan días complicados para las cocinas de muchos hogares. Si eres uno de esos afortunados que va a comer a casa ajena no te olvides de al menos llevar un buen detalle. Si, por el contrario, eres el anfitrión, seguramente ya estés pensando en todo el trabajo que se te viene encima. Por ello, no es de extrañar que ya estemos pensando cómo desinfectar la cocina en tiempo record para dejarla lista.

Los excesos de comida en estas fechas son algo de lo más típico, casi tanto como la decoración navideña. Carne, pescado, mariscos, moluscos, postres… las cocinas son un incesante tránsito de platos, personas y utensilios. Siguiendo algunos consejos sencillos tendrás la cocina lista en un santiamén y podrás irte a disfrutar de los villancicos con la familia. Además, obviamente, son consejos aplicables para el resto del año, ¿preparados?

La limpieza: el primer paso antes de la desinfección

Emulando al famoso eslogan de neumáticos, la desinfección sin limpieza no sirve de nada. No tiene ningún tipo de sentido desinfectar sobre una superficie sucia, llena de grasa o de cualquier otro resto de mugre. Por lo tanto, lo primero que tenemos que hacer para saber cómo desinfectar la cocina es limpiar bien todas y cada una de las superficies de la misma. 

De hecho, no estaría de más hacer una limpieza en profundidad de la cocina los días previos a la Navidad, de ese modo, cuando estas fechas acaben, con un buen repaso que le demos no parecerá una zona de guerra. 

Eso sí, no puedes olvidarte de ninguna parte y, del mismo modo que limpias la encimera, has de prestar atención a los electrodomésticos, a los armarios, al fregadero, al suelo… ¿Lo tienes todo reluciente? Es hora de matar los gérmenes.

Cómo desinfectar la cocina por zonas

Campana extractora

Quiero empezar a hablar sobre cómo desinfectar la cocina por esta zona porque me parece una de las más importantes y a la vez la que más desapercibida pasa en algunas ocasiones. Hay algunos puntos a destacar de este elemento, el primero y más importante: limpiarla de manera frecuente te evitará dolores de cabeza.

Eso es evidente con cada parte de nuestra casa, pero por alguna razón la campana extractora y en especial su interior pueden olvidarse. Si pasamos mucho tiempo sin limpiarla, la grasa se acumulará en cada pequeño recobeco y luego nos costará horrores desincrustarla.

Como en muchas partes de nuestro hogar, el bicarbonato sódico será nuestro mejor aliado. Pon un par de ollas o cazuelas en la vitro o los fuegos y añade bicarbonato. Cuando esta mezcla empiece a hervir el vapor subirá por la campana y empezará a desincrustar la grasa, llegando a caer a los fuegos o la vitro, así que tenlo en cuenta para recogerlo, ¡pero cuidado no te quemes! Esta opción me parece ideal porque ese vapor llega a todos lados, pero igualmente vas a tener que limpiarla con una bayeta o esponja para dejarla brillante.

También puedes usar un desengrasante, repartirlo bien por cada hueco y limpiarlo de nuevo con esponja y bayeta. Si los filtros los puedes extraer puedes meterlos en un barreño o en el propio fregadero, si te caben, y limpiarlos bien con un cepillo suave o con la bayeta. Esto, si ha pasado mucho tiempo sin recibir una buena limpieza, tendrás que repetirlo varias veces. 

Vitrocerámica o fogones

Al contarte cómo poner a calentar agua con bicarbonato puede hacer que caiga grasa en los fogones o la vitro seguro que has pensado que te tocaría trabajar dos veces. La realidad es que es necesario limpiar este elemento (tengas el que tengas) todos los días, así que estarías matando dos pájaros de un tiro ¡así lo dejas todo reluciente el mismo día!

Para saber cómo desinfectar la vitro no tendrás que poner mucho esfuerzo, déjala limpia como de costumbre con tu limpiador de cabecera. Después, humedece una bayeta limpia con vinagre y pásala por la vitro, quedará reluciente y desinfectada.

Los fogones se pueden desinfectar del mismo modo: con vinagre y un paño. No obstante, para saber cómo desinfectar la cocina tienes que saber que los fogones son mucho más difíciles de limpiar, por lo que, si quieres triunfar, de nuevo el bicarbonato sódico será tu mejor opción, junto con agua muy caliente y limón o vinagre. Mete los quemadores en esa mezcla y espera que haga su efecto. Repite tantas veces como sea necesario.

cómo desinfectar los fogones o la vitro

Encimera

Una vez que tengas limpia la encimera es hora de matar bacterias y gérmenes con una buena desinfección. Mucha comida, cocinada y cruda, utensilios de cocina y objetos del día a día pasan por esta superficie por lo que saber cómo desinfectar la cocina es básico en este sentido.

Haz una mezcla de agua con lejía, por ejemplo una cucharada en un vaso, más o menos, y extiende la mezcla por la encimera. Recuerda que el agua caliente no es recomendable al hacer mezclas de lejía pues evaporará el cloro y nos quedaremos sin desinfección. Te recomiendo esperar unos minutos antes de aclarar la mezcla, eso sí, siempre con bayetas limpias y desinfectadas. 

También encontrarás productos específicos en supermercados para la desinfección de la encimera. Comprueba bien el etiquetado pues como te decíamos anteriormente es recomendable esperar unos minutos para que los productos hagan su efecto

Fregadero o pila

Otra de las partes fundamentales en las que pensar a la hora de saber cómo desinfectar la cocina. La pila recibe la suciedad de todos los utensilios que fregamos en ella, restos de comida, jabón, productos… limpiarla y desinfectarla cada día es fundamental para eliminar gérmenes y bacterias de la cocina. 

Igual que en el caso anterior, después de haber limpiado el fregadero, aplica agua con vinagre para desinfectarlo. Siempre es buena idea que apliques algún tipo de tratamiento al desagüe en sí, por ejemplo productos desatascadores de ver en cuando para evitar que se acumule suciedad en las cañerías

Nevera

Tener la nevera en unas condiciones higiénicas adecuadas es fundamental. Por ella pasan multitud de alimentos en absolutamente todos los formatos y es parte fundamental para saber cómo desinfectar la cocina con éxito. 

Lo primero, como siempre, tenerla bien limpia, sacando absolutamente todo lo de su interior y quitando cualquier resto de comida o suciedad que pueda haber con agua y jabón. Lo segundo, es aclarar bien los posibles restos y, lo tercero, aplicar una mezcla de agua y bicarbonato para desinfectar todos y cada uno de sus rincones. Recoge la mezcla y tendrás la nevera reluciente ¡así de sencillo!

como desinfectar nevera horno microondas

Microondas y horno

Seguimos con electrodomésticos dentro de los consejos sobre cómo desinfectar la cocina. El microondas y el horno son otros dos electrodomésticos que están en constante contacto con la comida. Por ello, una vez que los tengas limpios, es necesario desinfectarlos bien.

De hecho, tras usar productos específicos de limpieza puede que quede un olor desagradable en estos dos elementos. Puedes usar zumo de limón y agua para ambos, pon la mezcla en una bandeja y enciendelos. El horno unos 20 minutos o media hora con potencia media. El microondas a potencia máxima unos minutos, en lo que se evapora algo de la mezcla en el interior. Después solo tienes que recoger los posibles restos y el olor a químico, con suerte, ya no estará. No obstante, deja abiertas las puertas para que se elimine el olor.

Cubos de basura

Y digo cubos en plural porque deberíamos tener los de reciclaje y hay que limpiarlos y desinfectarlos todos de manera regular. Obviamente al de los residuos orgánicos le tendremos que prestar más atención, acumulan más bacterias por los restos de comida, más si se nos ha roto alguna bolsa.

Limpia bien con agua y jabón y después desinfecta con agua y lejía, no te olvides que estos son una fuente de gérmenes y bacterias importante y no podemos olvidarlos a la hora de saber cómo desinfectar bien la cocina de casa.

Utensilios

Es más que evidente que hay que tener los utensilios de cocina limpios. Además, tenerlos bien desinfectados, en especial algunos en concreto, nos ayudará a mantener una correcta desinfección de la cocina. 

  • Esponjas, bayetas y paños: lávalos habitualmente y además desinféctalos. La lejía y el agua serán nuestras mejores aliadas. Son elementos que deberías sustituir con mucha frecuencia.
  • Tablas de cortar: tienes que tener una para pescado, otra para carne y otra para verduras, de este modo evitarás contaminación cruzada. Lávalas y desinféctalas de manera frecuente, puedes usar bicarbonato, limón, vinagre o incluso sal gruesa, siempre dejando actuar tu mezcla al menos media hora y luego lavando con agua y jabón y dejando secar. 
  • Cubertero: ten en cuenta que los cubiertos que aquí almacenas te los llevas a la boca por lo que es una parte que no se te puede olvidar a la hora de saber cómo desinfectar la cocina. Lava de manera frecuente esta pieza y desinfecta cuando acabes, ya sabes, limón, vinagre, bicarbonato… ¡todo ello nos vale!
  • Cuchillero: si tienes el típico cuchillero en el que introduces los cuchillos en la ranura no te olvides de desinfectarlo bien, pues en ese interior se puede acumular mugre además de bacterias y gérmenes. 
cómo desinfectar las tablas de cortar

Ya sabes cómo desinfectar la cocina, ¿me he dejado alguna parte importante? Seguro que todos tenemos nuestros trucos porque, como se suele decir, cada maestrillo tiene su librillo y, si es así, ¿por qué no me los cuentas? Así el resto de usuarios podrán saber tus consejos, ¡anímate y deja tu comentario!

Compartir

Twitter
Facebook
Pinterest
WhatsApp
Telegram
LinkedIn

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

¿Quieres ver más entradas como esta?

También te puede interesar

¿Quieres saber quién está detrás del blog?

Pasión y dedicación en cada palabra