Blog

Cómo elegir cuadros de manera adecuada

Contenidos en esta entrada:

A la hora de decorar la casa saber cómo elegir cuadros suele ser un verdadero quebradero de cabeza… ¡pero para todo el mundo! Lo que hace falta es conocer algunas nociones básicas para no meter la pata a la hora de escogerlo, lo demás será solo decidirte por el cuadro en cuestión, ¡buena suerte para los indecisos!

¿A qué altura se cuelga un cuadro?

La primera pregunta que se hace siempre todo el mundo es a qué altura se cuelga un cuadro y la respuesta no es otra que a la altura de los ojos. Y tú dirás, “muy bien, pero cada uno tenemos los ojos a una altura”. Razón no te falta, esta medida suele ser variable, como la de otras cosas de casa como enchufes e interruptores, pero la media está en 1.70 metros

Esta no es ni de cerca una regla inamovible, todo lo contrario, porque en este caso el tamaño importa, así que la respuesta concreta dependerá del formato del cuadro, de la estancia y de lo que tengas debajo del cuadro, así que mejor plantearse otras cuestiones más importantes.

Elegir un cuadro en función de las medidas

Ahora que vemos que colgar estas obras de arte no es una regla exacta, vamos a ver algunos consejos que te ayudarán a encontrar las medidas y alturas adecuadas para las principales zonas donde los solemos poner. Así, saber cómo elegir cuadros de forma correcta será coser y… ¿colgar?

Cómo elegir un cuadro de salón

Me dejaré de chistes malos, lo prometo, porque estás deseando saber cómo escoger un cuadro para poner encima del sofá, ¿a que sí? Pues debes saber que este tiene que tener una media inferior al ancho total del sofá. Por norma general, este debe ocupar ⅔ del ancho del sofá. 

Si quieres poner dos o tres cuadros debes respetar la misma regla, pero contando con la distancia de separación entre las diferentes obras, que suele ser de 6 u 8 centímetros. Cuenta con que poniendo más de un cuadro, especialmente si escoges tres, estos deberán ser más altos que anchos o de lo contrario la pared quedará descompensada. En el caso de que quieras poner un mosaico de cuadros tienes que cumplir la misma regla, dejando las separaciones adecuadas y, en este caso, recuerda repartir bien el peso, que ha de estar abajo pero ser un conjunto dinámico. 

Como ves, saber cómo escoger un cuadro para el salón es más sencillo de lo que parece en cuanto a tamaño se refiere, pero si quieres saber qué más debes considerar, te lo cuento más adelante. Vamos con otros espacios importantes de la casa en los que tenemos que saber cómo elegir cuadros.

Cómo escoger el cuadro del dormitorio

Aquí no hay una respuesta exacta porque hay un elemento que marcará por completo tu elección: el cabecero de la cama. Seguramente quieras poner cuadros en esa pared, y no es de extrañar porque se le puede sacar mucho partido, pero has de tener mimo en tu elección.

cómo escoger el cuadro del dormitorio

Es posible que hayas optado por un cabecero enterizo de pared, lo que elimina casi por completo las posibilidades de poner cuadros, pues será el cabecero el que se lleve la atención. Si tienes un cabecero de cama de obra y has decidido poner repisa puedes poner cuadros de diferentes tamaños en la repisa, sin colgar, lo que dará un aire desenfadado. 

Si por el contrario tienes un cabecero tradicional se te presentan dos opciones: distribuir los cuadros en función de la medida del cabecero o del cabecero + mesillas. En cualquier caso, puedes jugar más con los tamaños que en el caso del sofá, aunque lo más recomendable es seguir con esos estándares de medidas tienes la opción de poner un cuadro más estrecho pero del ancho total de la cama. Eso sin duda “alargará” esa pared de tu cuarto.

Cómo elegir un cuadro para el recibidor

Decorar la entrada de casa es toda una aventura y es una de mis partes favoritas de la casa para decorar. Da igual la que tengamos, hay mil maneras de sacarle partido, incluso aunque tengas un recibidor con radiador. Para mi gusto una de las cosas que no puede faltar en un hall es un espejo de diseño, pero puede que tengas opción de poner también un cuadro.

Puede que tu recibidor sea especialmente ancho y que en una de las paredes puedas poner cuadros, las composiciones múltiples en este espacio suelen quedar bien, por ejemplo los murales de fotos caseros. Si tu recibidor está en esquina la pared que queda frente a la puerta no puede quedar desnuda, si no has puesto ahí una consola con espejo pon un cuadro, preferiblemente en composición vertical para alargar el espacio. Sé que estamos hablando de cómo elegir cuadros, pero otra manera sensacional de destacar esa pared sería con papel pintado, no lo descartes como opción.

Cómo escoger cuadros para el pasillo

Otro de los grandes dilemas a la hora de saber cómo escoger los cuadros de casa es el pasillo. De nuevo no hay una respuesta única para ello. Ya hemos hablado de que si el pasillo es largo y estrecho lo mejor que puedes hacer es poner varios a lo largo del camino, rompiendo la monotonía visual, pero que no tengan el marco ancho para no recargar el espacio y estrecharlo todavía más.

En el caso de querer poner el foco de atención en la pared final del pasillo, siempre que no acabe en puerta, puedes elegir también decorarla con cuadros. Si solo vas a poner uno que sea largo y estrecho, si vas a poner varios, por ejemplo una composición de dos pequeños, deberías completar con peso el espacio inferior, por ejemplo poner una planta o incluso una pequeña consola, siempre y cuando no impida el paso.  

elegir cuadros recibidor

Cómo elegir los colores de un cuadro

No solo la composición, altura y tamaño son importantes a la hora de saber cómo elegir cuadros, el color puede determinar totalmente que queden bien o mal en el espacio, ¡aunque cumplamos a la perfección las proporciones!

Recuerda además la importancia de los colores en base a la psicología de la decoración o ambiental y por si fuera poco, también tenemos que tener en cuenta repartirlos bien en función de la decoración elegida.

Podemos ejemplificar de manera sencilla hablando de nuevo sobre cómo elegir el cuadro del salón. Si el sofá, que tendrá mucho peso visual, así como las paredes o el resto del mobiliario son de tonos oscuros debemos elegir cuadros con tonos claros que aporten luminosidad al espacio. Por el contrario, si tenemos un salón con tonos claros lo que podemos hacer es elegir cuadros con toques de color más vivos, lo que hará que destaquen y sobresalgan.

De todos modos, esto tendrás que pensarlo también en función del estilo decorativo que hayas elegido, no me imagino un salón estilo japandi con cuadros de flores coloridas. Al final estos consejos son normas generales que no siempre se tienen que cumplir, si has escogido un estilo concreto, lo mejor es que te apegues a él y a cómo deben ser los elementos que lo formen.

Compartir

Twitter
Facebook
Pinterest
WhatsApp
Telegram
LinkedIn

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Quieres ver más entradas como esta?

También te puede interesar

¿Quieres saber quién está detrás del blog?

Pasión y dedicación en cada palabra