Blog

Cómo hacer un mural de fotos casero con tus recuerdos

Contenidos en esta entrada:

Las fotos son un pedacito de nuestra vida congelado en un instante que querremos recordar por siempre, o al menos así deberían ser las más especiales. Vale, lo digital está muy bien, pero lo analógico sigue teniendo encanto y una belleza que un marco digital no podrá lograr. Por ello, hoy te quiero dar algunas ideas para que sepas cómo hacer un mural de fotos casero que encaje justo con lo que buscas.

Lo cierto es que puedes crear un mural de fotos de diferentes maneras por lo que tendrás que encontrar la que encaja mejor con el estilo decorativo que tienes. Además de ese, el principal consejo para que quede bien es que lo pongas en una pared despejada y de color neutro, si ya tienes otros elementos decorativos o incluso papel pintado va a quedar raro. ¿La tienes? ¡Pues vamos a inspirarnos! 

5 ideas para hacer un mural de fotos con estilo

Crear un mural de fotos en blanco y negro 

El blanco y negro tampoco pasa de moda, así que si te gustan las fotos en este estilo, no dudes en hacerte con una buena colección de recuerdos con esta técnica. De este modo, llegado el momento, podrás hacer un mural de fotos con el estilo y las instantáneas que deseas. Quizá incluso ya las tienes y solo es pasarlas por el editor fotográfico.

Escoge unos marcos que encajen con tu decoración, preferiblemente solo en negro o blanco o una combinación de ambos colores, quizá incluso un tono tierra dependiendo del mobiliario, pero mejor no elegir ningún otro, especialmente si es muy llamativo. En cuanto a tamaño y orientaciones puedes elegir las que mejor te vengan, o incluso que sean todos iguales, solo trata de distribuir bien los pesos de las imágenes y sus tamaños, haz varias pruebas antes de hacer la instalación definitiva. Puede ir perfecto con estilos como el nórdico o el industrial.

Cómo hacer un mural de fotos casero con marcos

Podríamos seguir, básicamente, los principios de los consejos anteriores, pero esta vez puedes elegir diferentes marcos jugando con los colores de tu casa. Es buena idea que, si has decorado tu casa con la regla del 60/30/10, uses los marcos en alguno de los tonos del 30 o 10, así podrás ir dando pinceladas de tu estilo en cada rincón. 

Recuerda que esta regla nos hace elegir el 60% del color primario, el que más presencia ha de tener, luego un 30% de otro tono y un último de 10% para detalles, como podrían ser estos nuevos marcos. Como ves, no solo elegir las fotos influye en cómo hacer un mural de fotos casero, ¡hay que tener en cuenta más variables! 

Hacer un mural de fotos colgante

Esta es una de las ideas para crear un mural de fotos que más de moda se ha puesto en los últimos años, pero es que además hay un montón de maneras para hacerla. La cuestión es que la que más ha parecido llamar la atención en los últimos años son aquellas fotos que colgamos de cuerda tipo nylon con pequeñas pinzas. Si están acompañadas de unas pequeñas guirnaldas luminosas, mejor, ¿a que las tienes en mente? 

Igualmente, si echas un vistazo hay muchas ideas DIY que puedes llevar a cabo para hacer un mural de fotos en casa. Quizá solo necesites la cuerda y un objeto que, por ejemplo, te represente, ¿una idea?

Murales de fotos en corchos, no pasan de moda

Los corchos llenaron las paredes de nuestras casas durante décadas y décadas y, te diré algo, ¡han vuelto! Eso sí, encajan muchísimo mejor con estilos retro o vintage, por lo que tienes que tenerlo en mente. 

Aquí tú decides cómo pegar o clavar tus fotos. Hay quienes deciden no dejar ni un respiro al corcho y pagarlo con notas, fotos y frases, otros, prefieren el orden y la combinación de tamaños. ¿Cuál prefieres tú?

Rincón de recuerdos con fotos instantáneas

Otra idea que quizá has visto es llenar una pared con fotos instantáneas, esto es, con el famoso formato Polaroid. Aquí de nuevo vuelve a ser necesario hacerlo en una pared despejada, con color neutro y el orden puede ser un gran aliado

Ir pegando fila por fila y con la misma separación unas fotos que tienen siempre un mismo tamaño y formato dará una sensación de orden y limpieza bastante agradable, por lo que si no te da miedo dedicar una pared a pegar fotos, es una gran idea sobre cómo hacer un mural de fotos casero. También puedes hacer formas, por ejemplo de un corazón, o incluso usar una esquina para pegar en cada pared la mitad de la composición. ¿Se te ocurre alguna idea más? 

Ya conoces algunas ideas para llenar tu casa de buenos y bonitos recuerdos, recuerda que es algo beneficioso, según la psicología de la decoración, tener a la vista cosas agradables y ¿qué mejor que a nuestros seres queridos o fotografías apacibles de lugares preciosos? No lo dudes y lánzate a ello ahora que sabes cómo hacer un mural de fotos casero que encaje con tu estilo.

Compartir

Twitter
Facebook
Pinterest
WhatsApp
Telegram
LinkedIn

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Quieres ver más entradas como esta?

También te puede interesar

¿Quieres saber quién está detrás del blog?

Pasión y dedicación en cada palabra