Blog

Cómo mantener el agua de la piscina clara: claves

Contenidos en esta entrada:

Las piscinas son un lujo que requieren de mantenimiento. Primero tenemos que saber cómo limpiar las paredes, después también necesitamos limpiar la piedra del borde, pero es que saber cómo mantener el agua de la piscina clara es otro paso muy importante.

Y es que no es solo necesario por una cuestión estética, no mantener unos buenos niveles químicos en el agua puede desencadenar ciertos problemas. Vamos, que puedes pasar de nadar en agua sucia a protagonizar tu propio “que la he liao parda” y estoy segura de que no quieres eso. 

¿Por qué se pone turbia el agua de la piscina?

El agua de la piscina se pone turbia porque no deja de ser una masa de agua estancada (a no ser que la cuides) que recibe la incidencia de un montón de organismos, incluidos nosotros mismos, con gran cantidad de cremas y productos que llevamos encima en verano.

La proliferación de microorganismos, algas, sumado a nuestro uso de la piscina, alberca o pileta con cremas solares, hidratantes y demás productos favorecen que el agua se ensucie, por ello debemos de hacer un mantenimiento diario. Esto es especialmente importante en época de baño así que, como estamos en pleno verano, vamos a revisar algunos consejos sobre cómo mantener el agua de la piscina clara.

¿Cómo mantener el agua de la piscina clara?

Regular los niveles de químicos

Lo primero que tienes que tener en cuenta para mantener cristalina el agua de la piscina es que los niveles químicos tienen que estar bien regulados. Los principales serían los niveles de cloro y PH del agua. 

Existen multitud de aparatos que valen para revisar ambos niveles, desde electrónicos, a tiras reactivas, pastillas o gotas reactivas. De verdad que hay tantos que es imposible no encontrar uno que se adapte a tus necesidades.

De hecho también hay algunas tiras que te valen para medir a la vez la alcalinidad del agua y su dureza, que son los principales factores que debes revisar. ¿Qué niveles tiene que tener una piscina? 

  • Nivel de cloro de una piscina: 0,6 y 1 ppm (parte por millón)
  • Nivel de PH de una piscina: entre 7 y 7.5 
  • Nivel de alcalinidad de una piscina: 125-150 ppm (partes por millón) de carbonato de calcio.
  • Nivel de dureza del agua de la piscina:  entre 200 y 450 partes por millón. Esto hace referencia al calcio que hay en el agua, recuerda cuando hemos hablado de aguas duras o blandas con el tema de la limpieza de la cal de los grifos.

Como te decía, para todos estos niveles hay medidores, en el caso de los dos últimos específicos. Deberías revisarlos de manera periódica, idealmente cloro y PH todos los días y alcalinidad y dureza una vez por semana. Si ves que el agua de la piscina se pone turbia, ni que decir tiene que lo compruebes de inmediato pues cómo mantener el agua de la piscina clara depende mucho de este aspecto.

cómo limpiar el agua de la piscina
Ese tubo forma parte de la aspiradora de la piscina, el cubo contiene los productos y medidores necesarios para mantener buenos niveles en la piscina.

Aspirar suelo y paredes

Las piscinas son un gran gimnasio porque además de nadar también tienes que aspirar paredes y suelo, ¡a no ser que tengas un robot que haga todo el esfuerzo! Es necesario realizar este mantenimiento pues las partículas de suciedad y las algas se van pegando a las paredes.

Con esta aspiradora lo que haremos será retirar del fondo y los laterales todas esas partículas que no solo están afeando el aspecto de la piscina, también son una causa de que nos preguntemos cómo mantener el agua de la piscina clara pues no dejan de ser microorganismos y partículas flotantes que se van asentando o pegando. 

Depurar de manera regular el agua

Otro de los pasos infalibles a seguir para saber cómo mantener el agua de la piscina clara es poner la depuradora de manera regular, al menos una vez al día unas horas. Esto también dependerá del uso que le demos a la piscina, pero si es diario, a diario tiene que ser el mantenimiento. 

Si un día se te olvida no pasa nada, pero no lo puedes descuidar pues es necesario mantener el agua en movimiento y que pase por el sistema de filtros de tu depuradora. Estas tienen un tanque, normalmente con arena, a través del que pasa el agua y se va “depurando”. 

El proceso es en realidad sencillo. Al encender la depuradora el agua comienza a moverse, esta se dirige a los esquimes, en los que las partículas flotantes de mayor tamaño se quedan. Luego, el agua es absorbida al sistema de tuberías de tu piscina y llega a una bomba normalmente llena de arena. Aquí el agua se filtra y las impurezas más pequeñas quedan en esa arena, el agua limpia retorna a la piscina

Comprobar el filtro de la depuradora

Si siguiendo todas estas recomendaciones ves que el agua de la piscina no es cristalina, algo ocurre. Tenemos que determinar el qué, así que una de las causas puede ser que necesites cambiar la arena de la depuradora. Es necesario sustituirla cada cierto tiempo, ya que en ella se van quedando impurezas y puede perder eficacia. Normalmente, la arena de la depuradora se cambia cada 3-4 años, pero si has tenido que usar tratamientos agresivos es posible que tengas que cambiarla cada 2 años.

Por el contrario, si la has cambiado hace poco, quizá sea necesario buscar otra posible causa que genere este problema para saber cómo mantener el agua de la piscina limpia.

Cómo depurar el agua de la piscina
Depuradora de piscina.

Usar productos floculantes si es necesario

Si el problema no cesa puedes usar productos especializados, como es el caso de los floculantes. ¿Qué es lo que hacen y cómo ayudan a mantener el agua de la piscina cristalina? Pues es sencillo, en realidad lo que provocan es que las pequeñas partículas se empiecen a pegar unas a otras, formando pequeñas masas de suciedad que en algunos casos se ven a simple vista, ten a mano la sacadera. 

Las micropartículas dejan de ser tan micro, entonces al pasar por el filtro de arena de la depuradora quedan atrapadas, lo que ayuda a limpiar el agua. Incluso ayuda a reducir la cantidad de metales disueltos en la piscina, alberca o pileta, incluso la cal, por lo que deberás revisar de nuevo los niveles químicos en tu piscina una vez usado este producto y depurada el agua. Como ves, es un método perfecto para saber cómo mantener el agua de la piscina clara pues no solo ayuda con algas y otra suciedad generada. 

Tratamiento de choque

Si después de haber probado y comprobado todas estas soluciones el agua de tu piscina sigue turbia quizá necesites algo más fuerte, en este caso un tratamiento de choque de cloro para clarificar el agua. 

Eso sí, sigue las recomendaciones de un experto y comprueba muy bien los niveles de cloro, ph, alcalinidad y dureza tras su aplicación. Esto debería hacer que tu agua se vuelva perfectamente transparente, pero debes comprobar que después te puedes bañar sin irritaciones de ojos, piel u otros problemas. (Recuerda, no la líes parda).

Con todos estos consejos sobre cómo mantener el agua de la piscina clara deberías tener un verano sin sobresaltos en lo que a este aspecto se refiere. Recuerda pasar la sacadera, aspirar fondo y paredes, depurar el agua diariamente, comprobar y ajustar los niveles de cloro y PH y a disfrutar del verano ¡especialmente si te hiciste tu zona chill out de jardín con palets!

Compartir

Twitter
Facebook
Pinterest
WhatsApp
Telegram
LinkedIn

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

¿Quieres ver más entradas como esta?

También te puede interesar

¿Quieres saber quién está detrás del blog?

Pasión y dedicación en cada palabra