Blog

¿Cómo se limpia la piedra del borde de la piscina?

Contenidos en esta entrada:

Hace muy poco os contaba cómo limpiar los azulejos o pintura de una piscina para cuando la preparamos para el verano, pero es que para muchos el problema no es ese. En la mayoría de ocasiones las piscinas están rodeadas de piedra, lo que sería el bordillo de la misma, y este se ensucia con bastante frecuencia. Por eso, hoy os voy a contar cómo se limpia la piedra del borde de la piscina.

Normalmente este bordillo está hecho de una piedra porosa, esto es así para que absorba el agua, no se quede en el borde y no nos resbalemos. ¿Qué ocurre? Que las superficies porosas pueden acumular suciedad y aquí viene el problema…

¿Por qué es importante limpiar la piedra del borde de la piscina?

Es muy importante saber cómo se limpia la piedra del borde de la piscina porque de lo contrario la suciedad, el verdín y las algas se van a acumular y esto puede provocar dos cosas:

  • La aparición de zonas en las que nos podamos resbalar al caminar por el borde de la piscina. (¡Por el borde no se corre!)
  • Que visitantes indeseados como el propio verdín, hongos u otras bacterias se acumulen.

Cómo se limpia la piedra del borde de la piscina: 4 consejos

Para saber cómo limpiar el borde de la piscina vamos a ir en escalada, de consejos menos dañinos a más dañinos. Si le haces un mantenimiento habitual a la piscina no vas a tener problema alguno, estoy segura.

Hidrolimpiadora

De nuevo nuestra mejor aliada en lo que a la piscina (y otras muuuuuuchas cosas) se refiere. Si tienes una hidrolimpiadora seguro que ya sabes cómo se limpia la piedra del borde de la piscina, pues solo tendrás que repasar el bordillo de manera periódica y te resultará muy sencillo. De lo único que tienes que acordarte es de no poner muy cerca la boquilla de la piedra para evitar dañarla. Lo justo para que salga toda esa suciedad pegada y no desgastes la superficie.

Jabón neutro y agua caliente

Si con la hidrolimpiadora no basta, uno de los mejores consejos para saber cómo se limpia la piedra del borde de la piscina sin dañarla es usar jabón neutro y agua caliente. Necesitarás un cepillo de cerdas resistentes, pero sin llegar a ser muy muy duras, para poder repartir la mezcla en círculos.

La suciedad debería empezar a desprenderse de este modo. Si incluso tienes una hidrolimpiadora pero solo con ella no basta (cosa extraña, limpia de manera más frecuente), puedes usarla para el aclarado posterior y que quede todo reluciente. Si no tienes, usa una manguera de jardín normal, trata de aplicar algo de presión con el dedo en la boquilla para que se aclare bien toda la superficie.

cómo se limpia el borde de la piscina

Agua oxigenada

Aquí ya empezamos a aplicar productos más agresivos por lo que os recomiendo que antes de nada hagáis una prueba en una parte poco visible y pequeña de la piedra. De lo que nos tenemos que asegurar es de que la piedra no se daña tras el paso del agua oxigenada, que deberá ir mezclada con agua.

Tenemos que fijarnos que la piedra no se decolore, no se rompa y no queden cercos. Por su parte, tendremos que mezclar el agua oxigenada en un cubo de agua, la botella suele ser 300cc, así que si vas a poner más o menos, calcula que tiene que estar bien diluida.

Una vez compruebas que no daña la piedra, repártela por todo el borde. Es un truco genial para saber cómo se limpia la piedra del borde de la piscina pues el agua oxigenada acabará con todo elemento insertado en los poros de la piedra, como ese molesto y resbaladizo verdín.

Lejía, amoníaco o cloro

Si con el agua oxigenada no basta, es hora de llamar a la caballería. Eso sí, en este caso con más razón tendrás que probar en un pequeño rincón de la piedra que no se rompa, decolore o dañe de cualquier otra forma.

De nuevo tendrás que diluir estos productos en un cubo de agua, a proporción de 1 a 5 con lejía y amoníaco y, en el caso de productos clorados profesionales, tendrás que leer las indicaciones del fabricante.

Ten mucho cuidado con esto y luego aclara bien la zona, no quieres provocar rozaduras en los pies o daños en los bañadores al sentarte en el borde. Procura también que el aclarado aleje la mezcla de la piscina y no la meta en el agua, puedes dañar la calidad de la misma y tener problemas cutáneos u oculares.

Último tip para evitar resbalones

Como ves, un mantenimiento regular evita muchos problemas, mucho dinero y mucho trabajo. Una vez más se vuelve a demostrar al descubrir cómo se limpia la piedra del borde de la piscina, pero tengo un tip más.

Si por alguna razón el borde de la piscina está resbaladizo, cuando no debería, existen en el mercado espráis antideslizantes que no son muy caros y que van perfectos para este cometido. De hecho, muchos están pensados para aplicar directamente en platos de ducha, por lo que están preparados para estar en contacto con el agua.

Tan solo tendrás que leer las especificaciones del fabricante y elegir uno que se adapte a la piedra del borde de tu piscina, ya que los hay específicos para madera, metal, piedra u otras superficies.

Con esto creo que puedes pasar un verano casi tranquilo, aunque quizá deberíamos repasar cómo limpiar una depuradora, cómo mantener el agua limpia u otros consejos para que tus baños este verano sean fresquitos y seguros, ¿no te parece?

Compartir

Twitter
Facebook
Pinterest
WhatsApp
Telegram
LinkedIn

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

¿Quieres ver más entradas como esta?

También te puede interesar

¿Quieres saber quién está detrás del blog?

Pasión y dedicación en cada palabra