Blog

Platos de ducha integrados en el suelo: comodidad, elegancia y… ¿algo más?

Contenidos en esta entrada:

Llamativos por lo discretos que son, elegantes, tendencia en los últimos años y objeto de deseo de todos aquellos que disfrutan de un cuarto de baño relajante, despejado y minimalista. Los platos de ducha integrados en el suelo se han convertido en un must have para muchos pero… ¿es oro todo lo que reluce?

¿Qué son las duchas integradas en el suelo?

Las duchas integradas en el suelo son aquellas que no presentan ningún tipo de desnivel con el resto del pavimento del baño. Plato y suelo están a la misma altura, sin suponer ningún tipo de barrera arquitectónica, de hecho, muchas veces se prescinde del propio plato de ducha haciendo que el pavimento del baño sea también la zona de ducha.

Desde luego que estos modelos de ducha integrada en el suelo te entrarán por los ojos y no podrás dejar de pensar en otro tipo de modelo, pero tienes que conocer más sobre ellos. Para endulzarlo un poco más, ¿empezamos por sus ventajas?

¿Qué ventajas tienen los platos de ducha integrados en el suelo?

Accesibilidad

Los platos de ducha integrados en el suelo son sin lugar a dudas los más accesibles del mercado. Son los modelos ideales para personas con movilidad reducida, ni que decir tiene si se necesita el uso de una silla de ruedas para el uso de la ducha. 

Quitar esos centímetros de altura es ideal también para los mayores de la casa, que suelen presentar problemas de motricidad, así como para los peques, que ya sabes que a veces tienen ojos para todo menos para los bordes de las cosas.

Estética

Aunque parezca contradictorio lo primero que llama la atención de una ducha integrada en el suelo es lo discreta que es. Nos proporciona una amplitud y continuidad visual a la que a día de hoy no nos acabamos de acostumbrar. 

A pesar de que los últimos modelos de platos de ducha son bastante discretos, estos lo son aún más. Quizá nos llamen más la atención después de años de la hegemonía de las bañeras o los platos de ducha acrílicos.

Además, te permiten tener un cuarto de baño adaptado totalmente a tus gustos, aportan un aire moderno a la par que minimalista y, jugando con el resto de elementos, lograrás el acabado con el estilo que desees, sin importar cuál sea.

Variedad acabados

Otra de las grandes ventajas de estos modelos es que, si no quieres, no verás un plato de ducha integrado en el suelo igual a otro. Como decía al principio, ya no es solo que puedas elegir entre diferentes platos de ducha, es que además puede que ni lo necesites. 

En muchos casos el propio suelo hará de plato. Asegúrate de elegir bien los materiales y la instalación para evitar resbalones indeseados.

Facilidad de limpieza

Ni que decir tiene que los nuevos materiales de fabricación nos facilitan la limpieza enormemente. Por ejemplo, es algo que ya comentamos en su día hablando del Solid Surface, un material poco poroso, accesible y perfecto para nuestros cuartos de baño. Los materiales más comunes ahora mismo son resina y carga mineral, piedra natural y el propio Solid Surface. 

Normalmente llevan capa antideslizante y antibacteriana así que son de los más seguros del mercado. Piensa que con los platos de ducha integrados en el suelo también estás eliminando esquinas y bordes que limpiar. 

duchas integradas en el suelo

Platos de ducha integrados a ras de suelo: inconvenientes

No siempre se pueden instalar

Instalar una ducha integrada en el suelo no es tan sencillo como parece. Para ello es necesario que el forjado de nuestro baño nos lo permita y no siempre es así. Necesitamos darle la inclinación necesaria para que el agua no se quede estancada, ocasionando malos olores y humedades. Por lo tanto, un grado de inclinación del 2% es necesario y otra cuestión importante es si existe el bote sifónico. Aunque estos ahora son menos comunes y los sifones son individuales, en el caso que lo tengas será mucho más complicado asentar tu plato a ras de suelo.

Necesitan buena instalación

Ten en cuenta que, como acabamos de ver, instalar platos de ducha integrados en el suelo no es tan fácil como parece así que necesitas unos buenos profesionales. En primer lugar, es importante que valoren adecuadamente si es buena idea poner uno de estos platos en tu baño. 

Como ves, quedarte corto de inclinación puede ser un total desastre para tu aseo. Además, los acabados tendrán que ser buenos para asegurar la estanqueidad del plato y del forjado para evitar cualquier tipo de inconveniente. 

Es más caro

Una ducha integrada en el suelo necesita una pequeña obra, por eso siempre es recomendable pedirla en una reforma integral y no solo por cambiar la bañera por ducha. Los requerimientos técnicos que necesita la hacen un modelo con precio más elevado que los platos convencionales. 

plato de ducha a ras de suelo

¿Cómo se instala una ducha integrada en el suelo?

Ahora bien, si quieres que a grandes rasgos repasemos cómo se instalan los platos de ducha integrados en el suelo, vamos a verlo:

  • Los profesionales deberán comprobar que efectivamente es posible realizar la instalación del plato, asegurando la inclinación recomendada de la válvula y la tubería, además las conectarán. 
  • Prepararán la base del plato con mortero para que quede una inclinación de mínimo el 2% que luego asegure la pendiente adecuada.
  • Una vez aplicado y seco el mortero es buena idea aplicar una capa de impermeabilización a la base y a parte de las paredes circundantes. Puede ser con una manta impermeabilizadora que se ajuste a la válvula de desagüe. Se suele pegar con cemento cola. 
  • Una vez colocada la capa de impermeabilización es hora de encastrar el plato de ducha. Muchos profesionales se asegurarán de que cabe y desagua perfectamente, una vez chequeado, aplicarán otra capa de cemento cola y sobre esta el plato de ducha. Lo evaluarán y ajustarán si es necesario. 
  • El último paso sería instalar el pavimento del resto del cuarto de baño y el alicatado de las paredes circundantes al plato.
  • Después, aplicarán la silicona necesaria para evitar humedades. 

Como te digo, estos pasos son a grandes rasgos y solo es para que te hagas una idea de cómo se instalan platos de ducha integrados en el suelo. A veces solo vemos resultados bonitos y no conocemos los requerimientos que hay por detrás y, en este caso, no son pocos. Empeñarnos en poner un modelo encastrado sin que se evacue bien el agua sería un gran error, por lo tanto, que te lo aseguren antes de instalarlo.

¿Qué alternativas hay a los platos de ducha enrasados?

Si no puedes instalar una ducha integrada en el suelo pero necesitas que sea un espacio lo más accesible posible tienes una alternativa. Los platos de ducha extraplanos cuentan con solo 2.5 – 3 cm de altura y aunque no ayuden a todas las personas con movilidad reducida sí que pueden valer como una gran alternativa para otras.

Los platos de ducha convencionales de resina o carga mineral ahora mismo tienen una altura de unos 4 cm, así que nada que ver con los antiguos modelos de cerámica o porcelana, que tienen una altura mucho mayor, siendo poco accesibles. 

Además, tanto los platos de ducha integrados en el suelo como los extraplanos o de resina tienen aplicadas capas antideslizantes y antibacterianas, por lo que son modelos de lo más seguros. 

Si tienes claro que quieres instalar este tipo de ducha integrada en el suelo tienes que tener otra cosa muy clara: elegir el tipo de mampara que mejor se adapte a las necesidades del usuario. Si has escogido este modelo de plato por estética, no tendrás problema, si lo has elegido por problemas de movilidad, considera elegir una buena mampara asistencial o una que deje la apertura necesaria para entrar con una silla.

Ahora ya conoces los secretos de los platos de ducha integrados en el suelo, ¿te siguen enamorando? Seguro que sí, pero al menos ahora ya sabes que antes de lanzarte a su instalación con todas las expectativas del mundo, cabe la posibilidad de que no se pueda poner. No obstante, ¡ahora también conoces alternativas!

Compartir

Twitter
Facebook
Pinterest
WhatsApp
Telegram
LinkedIn

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Quieres ver más entradas como esta?

También te puede interesar

¿Quieres saber quién está detrás del blog?

Pasión y dedicación en cada palabra