Blog

Dormitorios en beige y blanco: la combinación acogedora por excelencia

Contenidos en esta entrada:

Los dormitorios en beige y blanco son la prueba perfecta de que algunas cosas no pasan de moda. Esta es una de las combinaciones de colores por excelencia, pero no solo en los dormitorios, también en el resto de la casa. ¿Por qué triunfa siempre? ¿Qué la hace atemporal?

¿Por qué nos gustan los dormitorios en beige y blanco?

Cuando pensamos en crear un hogar acogedor una de las combinaciones de colores que siempre surge es la del beige y blanco por dos motivos fundamentales: 

  • El blanco es el tono de la luminosidad por excelencia, aporta brillo propio a cada estancia.
  • Los tonos tierra transmiten calma, sensaciones acogedoras, más dependiendo de los materiales en los que se presenten.

Y así de simple es la clave para entender que los dormitorios en beige y blanco, así como en el resto de la casa, nos transmiten grandes sensaciones de relajación.

Así, muchos estilos de decoración de interiores usan estos dos tonos para transmitirnos las sensaciones adecuadas, ¿algún ejemplo? El escandinavo sin ir más lejos se basa en paredes blancas y muebles de madera, preferiblemente clara, el japandi también recurre mucho a los tonos tierra y los blancos, así como otros elementos naturales.

¿Cómo decorar un dormitorio combinado en beige y blanco?

No hay dos habitaciones iguales, pero sí hay algunos consejos de base que te pueden ayudar a decorar diferentes dormitorios en beige y blanco y que queden de maravilla, vamos a verlo.

Paredes

Si el dormitorio es oscuro y no recibe mucha luz natural, lo mejor siempre es que las paredes sean las que tengan el color blanco, ya que conseguiremos un dormitorio mucho más luminoso que si elegimos el beige para la pintura. Si te parece aburrido siempre puedes elegir para una pared o algún espacio pequeño un papel pintado para romper la monotonía.

Si por el contrario la habitación es muy luminosa y quieres pintar las paredes en tonos tierra, lo mejor es que sean claros, así no la apagamos. Incluso si es luminosa apostar por el blanco en las paredes es una opción ideal, potenciaremos mucho más esa luz. 

Cama

Aquí lo más divertido es jugar con diferentes tonos beige, incluso puedes seguir añadiendo el blanco. Piensa que tendrás un montón de elementos de los que sacar partido: ropa de cama, almohadas, cojines y mantas decorativas. Si lo pones todo del mismo color reinará la monotonía y el aburrimiento sin conseguir las sensaciones que necesitamos.

Para ello, escoge un tono de base y contrasta con el resto, aporta luz con elementos blancos si así lo necesitas. Si quieres tener una cama de lo más acogedora puedes seguir los consejos para vestir una cama estilo nórdico, son fabulosos y los puedes cumplir en cualquier estilo decorativo, ¡no solo nórdico! 

Mobiliario

El mobiliario jugará una parte importante a la hora de diseñar dormitorios en beige y blanco ya que estos tendrán que seguir la línea decorativa del resto de la casa. Sería un poco raro que pongas muebles minimalistas en el dormitorio si el resto de la casa es estilo clásico, así que en lo que te tienes que fijar es en ser coherente, tonos incluidos.

Siempre que puedas, apégate a una escala de tonos tierra en la que te puedas mover fácilmente. Lo mejor de todo es que el material por excelencia en nuestros hogares es la madera, que ya de por sí te dará el color que estás buscando, solo hay que revisar bien los catálogos. 

Decoración

En cuanto a la decoración que vamos a incluir en el diseño de nuestra habitación beige y blanca ocurre lo mismo que con los muebles: que siga el estilo decorativo del resto de la casa. Eso sí, hay una cosa peculiar y es que los dormitorios con esta combinación se han puesto muy de moda, más incluso, gracias a los estilos escandinavos. 

Por lo tanto, si estás siguiendo esa corriente, recuerda incluir elementos de fibras naturales, estos te ayudarán no solo con el color, también con la sensación acogedora. No te olvides incluir mantas decorativas, especialmente en invierno, así como alfombras. Combina el pelo de las mismas y la textura para hacer un dormitorio blanco y beige de lo más llamativo y acogedor. ¡Seguro que aciertas!

¿A ti que te transmiten los dormitorios en beige y blanco? ¿Tienes uno o lo pondrías? Desde luego es una gran idea para llevar a cabo porque gracias a esas sensaciones que nos transmiten los colores es totalmente atemporal. Solo tienes que acertar bien con el estilo decorativo, si no sabes muy bien por cual ya que no has empezado a decorar, siempre mejor ir por tendencias nórdicas o minimalistas, ¡seguro que aciertas porque hay mucha variedad de mobiliario!

Compartir

Twitter
Facebook
Pinterest
WhatsApp
Telegram
LinkedIn

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Quieres ver más entradas como esta?

También te puede interesar

¿Quieres saber quién está detrás del blog?

Pasión y dedicación en cada palabra